Skip links

Nueva normalidad, viejos asuntos (I)

unleashing our clients’ potential by maximising the innovation.

Botas en el cuello

A menos de una semana de dar por terminada la jornada de “sana distancia” en México, y en uno de los momentos más críticos de la pandemia por COVID-19, las calles de Guadalajara, Ciudad de México, Monterrey, Torreón, Tijuana y Xalapa se llenaron de gente que salió a protestar en contra de la violencia policial. Esto luego de la ejecución extrajudicial de Giovanni López, un joven trabajador en Ixhuatlán de los Membrillos, Jalisco, quien fue detenido por no llevar cubrebocas mientras transitaba en la calle.
Apenas días antes, a través de redes sociales, se dio a conocer la muerte por asfixia de George Floyd a manos de policías. Y, como si fuera una espiral sin fin, en México hubo como respuesta a las protestas, más violencia de los cuerpos de seguridad. Lo que deja en evidencia que en la “nueva normalidad”, permanecen los viejos asuntos.
 
[nk_awb awb_type=”image” awb_stretch=”true” awb_image=”19070″ awb_image_size=”full” awb_parallax=”scroll-opacity” awb_parallax_speed=”0.5″ awb_mouse_parallax=”true” awb_mouse_parallax_size=”30″ awb_mouse_parallax_speed=”10000″ awb_styles=” padding-top: 50px; padding-bottom: 35px;”]  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fabyola Rosales
[/nk_awb]  
 

El 4 de junio, una manifestación de cerca de 200 personas salió del Parque Rojo rumbo al Centro de la Ciudad, exigiendo justicia para Giovanni López. La Red Rompe el Miedo, el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD) y el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (FLEPS) rechazaron las agresiones contra la prensa y manifestantes cometidas por fuerzas de seguridad en el marco de las protestas #JusticiaParaGiovanni. Foto: Fabyola Rosales

CEPAD documentó la detención de, al menos, 37 personas por parte de las fuerzas de seguridad, quienes fueron liberadas durante el transcurso de noche a las afueras de Guadalajara. Foto: Fabyola Rosales

Patrullas de policía fueron incendiadas frente al Palacio de Gobierno en Guadalajara. Foto: Fabyola Rosales

“A las corporaciones municipales y también a la estatal, un mensaje muy claro: en Jalisco no vamos a permitir abusos de autoridad y mucho menos que se violenten los derechos humanos” twitteó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.  Foto: Fabyola Rosales


El 5 de junio, manifestantes acudieron a la embajada de los Estados Unidos para protestar por el asesinato de George Floyd a manos de la policía. Más tarde, la protesta se dirigió a Casa Jalisco en la Ciudad de México. Foto: Foto: Hans-Maximo Musielik

Elementos antimotines de la policía capitalina desalojaron a manifestantes a las afueras de Casa Jalisco, en Polanco. Hans-Maximo Musielik

Policías rodean la Casa Jalisco en la Ciudad de México. Foto: Hans-Maximo Musielik

En Guadalajara, Jalisco, el 5 de junio una manifestación pacífica se dirigió a las inmediaciones de la Fiscalía Estatal de Jalisco, para dar seguimiento a las peticiones de “justicia para Giovanni” y para exigir la liberación de sus compañeros detenidos en los disturbios de la marcha del día anterior en el centro de la ciudad de Guadalajara.
Al llegar los manifestantes se toparon con una valla de policías antimotines que les impidieron el paso a las instalaciones de la institución, así como, con elementos de la Policía Investigadora de Fiscalía que permanecían en calles aledañas, a los cuáles se les acusa de levantar a varias personas que se dirigían a la concentración e ir a dejarlos a colonias alejadas del lugar. Por estos hechos la ciudadanía exige al gobernador del Estado la destitución de los responsables. Foto: Fabyola Rosales

Fabyola Rosales


En Monterrey, Nuevo León, el 5 de junio un pequeño grupo de personas salieron a las calles a protestar pacíficamente por el asesinato de Giovanni;  el gobierno del estado desplegó un operativo desproporcionado. Foto: Gabriela Pérez Montiel

Gabriela Pérez Montiel

Trabajadores de un establecimiento comercial cubren los vidrios ante supuestos llamados a saqueos que circularon en redes sociales. Foto: Gabriela Pérez Montiel

Grupos mixtos de la diversidad LGBTTTIQ, de mujeres organizadas y otros colectivos convocaron a marchar contra la violencia policial luego de que en la protesta del viernes 5 de junio, policías patearan en el rostro a Melanie, una activista que participaba en la marcha. Durante la marcha algunos periodistas fueron blanco de agresiones. Foto: Hans-Maximo Musielik

Manifestación en exigencia de la liberación de los manifestantes presos. Casa Jalisco, Guadalajara, 9 de junio de 2020. Foto: Fabyola Rosales

Hasta el 9 de junio, fueron liberadas las personas detenidas durante las manifestaciones de los días anteriores. Foto: Fabyola Rosales
[nk_awb awb_type=”image” awb_stretch=”true” awb_image=”19128″ awb_image_size=”full” awb_parallax=”scroll-opacity” awb_parallax_speed=”0.5″ awb_mouse_parallax=”true” awb_mouse_parallax_size=”30″ awb_mouse_parallax_speed=”10000″ awb_styles=” padding-top: 50px; padding-bottom: 35px;”]  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cuauhtémoc Moreno
[/nk_awb]

Bajo el agua

Como si no fuera suficiente, Centroamérica y el sureste mexicano fueron impactados por la tormenta tropical Cristóbal, la que dejó a su paso destrucción en cultivos, inundaciones y daños en vías de comunicación tras días completos de lluvia sin interrupción. En el estado de Yucatán, más de 95 mil hectáreas en resultaron con daños y se perdió el 85% de cultivos, según información proporcionada por el gobernador a la prensa.
Yucatán ha sido uno de los estados afectados por el paso de la tormenta. Decenas de familias tuvieran que abandonar sus hogares en una de las épocas más difíciles que afronta la humanidad, en medio de la pandemia del COVID-19.

Mérida, Yucatán.- Una casa de la capital yucateca fue inundada. Foto: Cuauhtémoc Moreno.

Mérida, Yucatán.- La tormenta Cristóbal ha dejado daños e inundaciones en varios puntos de la ciudad de Mérida y algunos municipios.  Foto: Cuauhtémoc Moreno.

Hunucmá, Yucatán. – Elementos de la Guardia Nacional, Protección Civíl y autoridades municipales desalojaron algunas familias por la entrada de la tormenta. Foto: Cuauhtémoc Moreno
Tecoh, Yucatán. – Al menos una decena de familias tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas en el municipio de Tecoh. Las autoridades locales activaron los protocolos que marca protección civil para las emergencias por desastre natural.   Foto: Cuauhtémoc Moreno

Tecoh, Yucatán. – El desastre por la tormenta se suma a la pandemia del COVID-19,   ya que los refugios estarán llenos de gente donde las recomendaciones de la contingencia quedan un tanto olvidadas.  Foto: Cuauhtémoc Moreno

Tecoh, Yucatán. –  Los habitantes que resultaron afectados fueron ayudados por otros vecinos y policía municipal del lugar para salvar algunas de sus cosas y poner a salvo a menores de sus familias.  Foto: Cuauhtémoc Moreno

Tecoh, Yucatán. –  Los afectados fueron llevados a un albergue temporal y ahí estarán por los siguientes días pues el nivel del agua aún no ha descendido en sus hogares. Foto: Cuauhtémoc Moreno

Yucatán ha sido uno de los estados afectados por el paso de la tormenta Cristóbal que dejó inundaciones por las fuertes lluvias lo que provocó pérdidas materiales y que decenas de familias tuvieran que abandonar sus hogares en una de las épocas más difíciles que afronta la humanidad por la pandemia del COVID-19. Desde el año 2002, no se tenía registro de una tormenta similar. Foto: Cuauhtémoc Moreno